Google está constantemente cambiando sus algoritmos para "garantizar" mejores resultados a los usuarios. Basado en esto, el uso de keywords y backlinks se ha convertido en algo mucho más complejo de lo que fue hace algún tiempo. A esto se suman muchos otros detalles que cada vez toman más relevancia. Por ejemplo, tomemos la velocidad del sitio web. Usted podría preguntarse qué tiene que ver la velocidad con la que carga un sitio con las posiciones que se obtienen en un motor de busqueda, pero en realidad también es un factor (aunque con menor importancia) que influye en su posición con Google (…y Bing, Yahoo).

¿Cómo afecta su posicionamiento el tiempo de carga?

En primer lugar, si usted espera que la velocidad de carga sea el famoso "secreto" para lograr un buen posicionamiento, tenemos que aclarar que esto no es así (de hecho no existe tal secreto).

Google está constantemente cambiando sus algoritmos para "garantizar" mejores resultados a los usuarios. Basado en esto, el uso de keywords y backlinks se ha convertido en algo mucho más complejo de lo que fue hace algún tiempo. A esto se suman muchos otros detalles que cada vez toman más relevancia. Por ejemplo, tomemos la velocidad del sitio web. Usted podría preguntarse qué tiene que ver la velocidad con la que carga un sitio con las posiciones que se obtienen en un motor de busqueda, pero en realidad también es un factor (aunque con menor importancia) que influye en su posición con Google (…y Bing, Yahoo).

¿Cómo afecta su posicionamiento el tiempo de carga?

En primer lugar, si usted espera que la velocidad de carga sea el famoso "secreto" para lograr un buen posicionamiento, tenemos que aclarar que esto no es así (de hecho no existe tal secreto).

Pero sí hay un "truco":
Los resultados dependen de la métrica que se utilice para medir la velocidad del sitio web. Por ejemplo, si se tiene en cuenta el tiempo necesario para cargar el primer byte de la página, resulta que esto sí es un factor muy importante porque los sitios que son rápidos para cargar el primer byte de una página generalmente obtienen un rango más alto en Google.

Si se toma en cuenta otros parámetros, es decir, el tiempo necesario para cargar la página principal, o el tiempo que tarda en cargar la página completa (con imágenes y anuncios), entonces las cosas cambian, ya que parece que estos dos factores no son de tanta importancia para Google.

En general, se cree que la velocidad del sitio web tiene un efecto menor del 1% en el ranking. Incluso Google ha dicho que sí toman en cuenta este factor.

Muchos sitios web notan un gran cambio en el tráfico (no solo proveniente de motores de busqueda) después de que optimizan su velocidad de carga. La velocidad de carga de un sitio web es la primera clave para la buena experiencia del usuario, que al fin y al cabo debería ser uno de nuestros principales objetivos, ¿cierto?

¿Cuál es la idea de conseguir tráfico hacia su sitio, cuando los visitantes tienen que pasar por 10 segundos (o más) antes de que puedan ver su contenido?

¿Qué hacer para mejorar la velocidad de carga de un sitio web?

Si desea mejorar la velocidad de una página web, hay un par de pasos a seguir. En primer lugar, es necesario medir la velocidad de su sitio web, de lo contrario, ¿cómo sabes que es lento?

1. Medir los tiempos de carga

Con el fin de medir los tiempos de carga, se necesita una buena herramienta. La elección aquí es bastante rica.

Los informes de Google Site Speed ​​dan una buena idea del desempeño general de su sitio. WebPageTest es una herramienta más avanzada, ya que permite poner a prueba su sitio en diferentes navegadores y detectar zonas lentas en su sitio.

Estas pruebas podrían tomar algún tiempo para un sitio grande, pero ya que te dan datos detallados acerca de qué partes son lentas, sea paciente. Las buenas herramientas informan no sólo la velocidad media de la página, pero también elementos como primer byte, el tiempo del usuario, tiempo para cargar completamente, el porcentaje de imágenes, htmls, archivos JavaScript, etc, lo cual es útil más adelante cuando quieres atacar las áreas problematicas.

2. Moverse a un servidor más rápido

Una de las razones obvias por las que un sitio es lento, es que el servidor es lento. Las razones aquí podrían ser numerosas, desde un proveedor de hosting que no tiene la capacidad de ofrecer servidores rápidos, hasta el tipo de cuenta de hosting que adquiriste.

La solución más fácil aquí es adquirir un buen servicio. Por ejemplo, si usted tiene un sitio grande, con muchas páginas y una base de datos muy activa (lee y escribe), y usted todavía está utilizando una cuenta de hosting compartido, entonces no hay proveedor en la Tierra que pueda ofrecer la velocidad que necesita. En este caso, su solución es actualizar a una cuenta compartida de VPS (Virtual Private Server) o incluso a un servidor dedicado.

Los costos de los VPS o un servidor dedicado por mes son muy superiores a lo que usted está pagando por su cuenta compartida pero si su sitio genera ganancias (o por lo menos tiene el potencial), el problema con la velocidad del sitio web está matando, literalmente, su empresa.

Por otro lado, si su proveedor de hosting no es bueno, incluso si actualiza su cuenta, esto no soluciona el problema. La única cosa que puedes hacer es migrar los sitios web a un buen proveedor más avanzado.

3. Optimizar código e imágenes

El servidor puede ser rápido, pero si el sitio en sí es lento, usted todavía va a experimentar problemas de velocidad. Si su código y las imágenes no están optimizados para la carga rápida, no verá mejoras en la velocidad hasta repararlas. Esta tarea podría tomar mucho tiempo, especialmente si su código es muy grande y las imágenes son muchas, pero hay que hacerlo.

Para las imágenes, puede utilizar la compresión y/o tamaños más pequeños. Esto acelerará la carga a lo grande.

Para HTML, CSS, JavaScript, PHP y otros lenguajes web hay un montón de trucos (y herramientas) para optimizar el código.

La velocidad de carga de un sitio Web sí tiene gran importancia en la adquisición de tráfico. El problema más grande con sitios lentos es que no son fáciles de usar, que a su vez mata las conversiones.

Inbound Marketing Certified Professional e Inbound Marketing Certified Educator. Graduado del Business & Innovation Institute of America en Psicoantropología del Consumo y Neuromercadeo. Con más de 12 años de experiencia en el mercado ha dirigido y desarrollado campañas de mercadeo en línea para importantes marcas a nivel mundial como Nike, Coca Cola, Pura Water, Fiat y Audi.