Las guías, informes y presentaciones pueden ser herramientas útiles para construir una estrategia eficaz en las redes sociales. Ahora, ¿qué pasa si intentamos extraer la esencia de esas guías e informes y puntualisamos qué hacer y qué no hacer al construir nuestra presencia en el social media?

En este artículo describiremos de manera puntual lo que debe hacer y lo que debe evitar durante el diseño, desarrollo y ejecución de su estrategia en las redes sociales.

¿Qué hacer?

  • Antes de desarrollar, indentifique los 4 puntos cardinales: ¿Qué? ¿Quién? ¿Cuándo? ¿Por qué?
  • Identifique el objetivo. Ya se que desee acercarse a un nuevo nicho de mercado o si desea atraer a más jóvenes miembros de la comunidad, sea específico para que sus mensajes estén bien dirigidos.
  • Estar en coherencia con la propuesta de valor que su empresa ofrece.
  • Revise cuidadosamente el contenido antes de enviarlo. Primero pienso, luego escribo.
  • Construya una comunidad en lugar de una audiencia; y relaciones de confianza en lugar de simplemente campañas.
  • Ofrezca valioso (e incluso exclusivo) contenido para el público objetivo.
  • Escuche a su audiencia, responda de inmediato y con prudencia. Reciba comentarios sobre el producto e integrelos en su estrategia.
  • Mantenga una imagen y actitud coherente en los diferentes canales que utilice.
  • Mida sus logros. Defina las metas y los indicadores clave de rendimiento. Asegúrese de medir y revisar su estrategia basada en los resultados.
  • Sea diferente y único.

Por encima de todo, recuerde que los medios sociales son un gran canal que le pueden proporcionar información muy valiosa. Por lo tanto tratar de participar e interactuar con los miembros de la comunidad es fundamental.

¿Qué NO hacer? (…o al menos evitar)

  • No construya de forma independiente su estrategia online y offline, mantenga un coherencia facilmente identificable.
  • No anuncie simplemente, involucre a su comunidad.
  • No grite, escuche las conversaciones. La conversación es de doble vía y no unilateral.
  • No ejecute sin interactuar antes con la gente.
  • No se enfoque en la percepción de los productos, sino en los sentimientos y emociones que se generan cuando se utilizan sus productos.
  • No crear un círculo de fans, sino un círculo de confianza.
  • No ser un dictador, ser democrático y orientado a la comunidad.
  • No sólo pida, dé regalos, descuentos e información.
  • No mentir, ser siempre auténtico y fiel.

Por encima de todo recuerde que el objetivo principal de desarrollar una campaña en las redes sociales es la de generar buzz para su empresa. No trate de vender directamente.